lunes, 18 de noviembre de 2013

Los Ángeles (1960 - 1970, 1990)



Los Ángeles fueron un grupo de Granada (España) formado en 1963 y cuya carrera se vio truncada en 1976 cuando un accidente de tráfico acabó con la vida de dos de sus miembros, Poncho y José Luis.
La característica más distintiva de este grupo granadino fueron sus juegos y armonías a cuatro voces.
La formación más estable de Los Ángeles estuvo formada por:
  • Alfonso Poncho González Rodríguez: batería y voz solista.
  • Carlos Álvarez Pérez: guitarra solita y voz.
  • José Agustín Rodríguez Ampudia: guitarra rítmica y voz.
  • Francisco Paco Quero López: bajo y voz.

Además de estos 4 miembros principales, varios músicos formaron parte Los Ángeles temporalmente. Cabe destacar a José Luis García Román, conocido como José Luis Avellaneda, que sustituyó a Agustín Rodríguez entre 1972 y 1976.

En la historia de Los Ángeles se puede distinguir una primera época que abarca desde su fundación en 1963 hasta su fichaje por Hispavox a finales de 1966. Durante esta primera época se hicieron llamar Los Ángeles Azules (en un principio The Blue Angels).

El grupo lo fundaron Javier Muñoz Pérez del Pulgar (bajo) y Julián José Granados Ramos, primer cantante del grupo, que dejó Los Ángeles Azules antes de que grabaran sus primeros temas y que luego siguió su carrera musical en Los Brisks, Los Buenos y más tarde en solitario.

A ellos se unieron Miguel Megías (pianista), Alfonso ‘Poncho’ González (batería y voz) y los 2 guitarras, Agustín Rodríguez y Carlos Álvarez.

Durante esta primera etapa, Los Ángeles Azules lograron darse a conocer en Granada y la Costa del Sol (incluido Torremolinos) y grabaron en Madrid dos EPs de 4 canciones con la compañía Phillips (”Estos son los Ángeles Azules” y “Los Ángeles Azules”) que incluían versiones de canciones de ‘orientación italofrancesa’.

En 1965 Javier y Miguel se marcharon a la mili y optaron abandonar el mundo de la música. El grupo orientó entonces su música más hacia el pop angloamericano, con The Beatles como claro referente, y decidieron seguir como cuarteto de 2 guitarras, bajo (puesto al que se incorpora Francisco Quero) y batería.

En 1966 grabaron un nuevo EP en Madrid para Discos Berta, en el que incluyeron un tema propio, “Canto a lo español”, con el que alcanzaron cierto éxito.

En las Navidades de 1966 el rey mago de Hispavox, Rafael Trabuchelli, les deja un contrato en sus zapatos y fichan por este sello. A principios de 1967 graban un primer single "Escápate / ¿Has Amado Alguna Vez?" (Hispavox, 1967) con versiones de Georgie Fame y Dave Clark Five. Será con "98.6", versión del tema del cantante Keith incluida en el single "98.6 / Me Haces Sentirme tan Dichoso" (Hispavox, 1967), con el que entren en el top 10 nacional y el nombre de Los Ángeles empieza a escucharse por doquier.

Y es en este punto donde comenzó la época más gloriosa de Los Ángeles, gracias a una mezcla de versiones de éxitos del pop inglés y americano con temas propios. Esta época dorada se prolongó aproximadamente hasta 1971.

Su primer gran éxito les llegó en 1967 con “98.6″, versión de la canción del músico estadounidense Keith.

En 1967 grabaron el tema “The silence is golden” de The Tremeloes que fueron más conocidos en España que en Gran Bretaña. Los Ángeles les ganaron en su propio terreno y vendieron más que ellos mismos, haciendo una versión realmente memorable, tanto en instrumentación como en las voces, que el grupo granadino interpretaba como nadie.

Siguieron grabando versiones y en 1968 vuelven a dar en la diana con “Dime, dime”, versión de “Bend me shape me” de American Bread. Simultáneamente comienzan a colocar en las caras B algunos temas propios compuestos por su líder, Poncho González. Su sonido en esos momentos se basa en un esplendido juego vocal, un buen directo, cierto aire beat en las instrumentaciones y unas melodías que entran de lleno en el pop más comercial que se hacía en esos momentos por el mundo, sin desmerecer en absoluto de los grandes grupos y solistas británicos de la especialidad. Una música sin estridencias, con buen gusto, excelente afinación vocal y ritmos sostenidos. Cuando uno escucha con detenimiento sus canciones descubre que, al margen de gustos, nada sobra ni falta en ellas. También el productor Trabuchelli hizo lo suyo para lograr ese aura de perfección formal que rodeó siempre al grupo.

Van a lograr con “Mañana, Mañana” (Hispavox, 1968) tal vez el mayor bombazo de toda su carrera, aunque por muy poco no sería nº1 absoluto de ventas. Pero ese mismo año el tararí de la corneta militar va a trastocar todos los planes. Paco y Agustín deben defender a la patria de recónditos enemigos y son sustituidos por Pepe Robles y Santiago Villaseñor respectivamente. Pepe va a componer algunos temas para Los Ángeles y al regreso de Paco, formará, siempre de la mano de Trabuchelli, el fantástico grupo Módulos. Antes de que termine la década tienen el dudoso honor de ser elegidos para tocar en la puesta de largo de la nieta de Franco. Se ganan con todo merecimiento el apodo de Los Beatles Españoles con el que los locutores de la época presentan sus canciones en las emisoras de radio de todo el país. Ese mismo intenso año debutan en la gran pantalla con "1,2,3... Al Escondite Inglés" (Iván Zulueta, 1968) en la que participan otros grupos del momento: Los Bravos, Shelly y Nueva Generación, Los Íberos, etc.

El mismo Pepe recuerda la personalidad de Poncho González en una entrevista: “Poncho era un hombre inteligente, muy diplomático, con gran sentido del humor y buen músico. Además era muy serio en sus planteamientos a la hora de dirigir su grupo. Él componía todos los temas, aunque al entrar yo, compusimos tres o cuatro canciones juntos”.

Reagrupados los cuatro miembros originales, rodarán la película “A 45 Revoluciones por Minuto” (Pedro Lazaga, 1969) en la que también intervinieron Juan Pardo, Ivana y Fórmula V.

Cartel de la película: “A 45 Revoluciones por Minuto”

Antes de finalizar la década van a manufacturar dos de sus mejores sencillos "Lo Mucho que te Quiero" (Hispavox, 1969) “Mónica” / Te Presentí (Hispavox, 1969) y “Momentos / Pequeñas Cosas” (Hispavox, 1969). En esos momentos, Los Ángeles era uno de los conjuntos más populares de nuestro país y casi todo el material que grababan salía de las manos y la cabeza de su líder, Poncho González.

Estrenan década viajando a Cuba para actuar en el Festival de Varadero y ganándose multitud de fans en la isla y en otros países centroamericanos. También hacen versiones en inglés de algunos de sus éxitos que son publicadas en media Europa.

En 1971 sacan un sencillo "Abre tu Ventana" / "Óyeme, Niña" (Hispavox, (1971) que hasta cierto punto endereza la carrera de Los Ángeles en los comercios, aunque sin alcanzar ni de lejos las grandes ventas de antaño.

“Abre tu ventana” es un tema comercial al uso. Ritmo alegre, trompeteo por doquier, letra anodina, pero estimulante para los pies de los bailarines de aquellos inolvidables bailes de los domingos por la tarde. Buen tratamiento de ritmo y la percusión… y poco más.

Con “Óyeme, niña” recuperan el gusto por los coros a cuatro voces, que tanto les había dado en años anteriores. Buen desarrollo vocal al servicio de una melodía sin ningún atractivo y unos arreglos orquestales absolutamente previsibles y repetitivos.

En 1972 uno de sus fundadores, Agustín Rodríguez deja el grupo para ser inmediatamente sustituido por José Luis Avellaneda -su verdadero nombre era José Luis García Román-. El cambio de guitarra rítmica y los vientos musicales de aquellos años 70 hacen que los temas de Los Ángeles se tornen más acústicos con planteamientos cercanos al folk rock de grupos como América o Crosby, Stills, Nash & Young. Siguen grabando con regularidad, pero sus discos ya no se venden tan bien como antes. El sencillo “Raquel” (Hispavox, 1975) va a devolverlos fugazmente a las listas de ventas.

El 26 de septiembre de 1976 cuando el verano echaba el cierre, un Seat 124 se estrella en Motilla del Palancar. El día anterior habían actuado en Tarragona, habían parado en Valencia para dormir un rato y ahora se iban camino de Madrid. Poncho González y José Luis Avellaneda fallecen en el accidente, Carlos Alvárez sufre graves lesiones que le mantendrán largo tiempo hospitalizado. Paco Quero se salva gracias a que era ese día el encargado de trasladar el equipo a Granada en el furgón del grupo tras finalizar los compromisos veraniegos. Aquello supuso una auténtica conmoción para todos los conjuntos españoles que finalizaban otra ajetreada temporada.

La última canción publicada por Los Ángeles fue “Nada va a cambiar el mundo”, en verano de 1976. Tras la tragedia, esta canción fue relanzada en otoño, el ultimo single que Los Ángeles publicarían unos meses antes de su trágica desaparición. La cara A es un himno que nos habla de buenos sentimientos.

La cara B: “Din Don” es un tema compuesto en solitario por José Luis Avellaneda, que fallecería ese mismo año en el accidente de Motilla del Palancar. Un tema complejo iniciado por una flauta , que da entrada a la voz solista de Poncho, que desgrana un tema cargado de ternura.

Un disco que no es de lo mejor de la banda, más bien lo contrario, pero que su traumática desaparición propició que fuese publicado en una segunda edición tras el fallecimiento de Poncho y José Luis.

En 1992, Carlos y Agustín junto a otros músicos rehacen el grupo y efectúan algunas grabaciones que no tienen continuidad. El 18 de noviembre de 2006 en el teatro granadino Manuel de Falla, su ciudad les rinde un multitudinario homenaje en el que los tres ángeles vivos, con el hijo de Poncho a la batería, vuelven a subirse al escenario.

En 2005 se publicó un disco homenaje a Los Ángeles, titulado “Homenaje a Los Ángeles - Intervenciones estelares“, en el que unos cuantos artistas granadinos rindieron tributo a Los Ángeles.

Entre los participantes en dicho disco tributo estaban J de Los Planetas, Lori Meyers, Antonio Arias de Lagartija Nick, Miguel Ríos, Víctor Lapido y Rafael Amargo junto a Popi González y Pablo G de Manía Stereo, hijos de Alfonso González “Poncho”, líder de Los Ángeles.

Los Angeles, versionados por J, Antonio Arias, Lori Meyers, Victor Lapido, Rafael Amargo, Popi y Pablo Garcia (hijos de "Poncho" Gonzalez, lider y compositor de Los Angeles)

Seguramente otros grupos, como Mocedades, han tenido mejores voces. Otros grupos como Los H.H. han sido pioneros en la utilización de elaborados juegos vocales. Sin embargo, nadie como Los Ángeles ha sabido en España aplicar al pop las armonías vocales. Es un juego de palabras facilón, pero realmente esta gente cantaba como los propios ángeles.

Fuente varias, la más extensa: Julián Molero - lafonoteca.net


martes, 29 de octubre de 2013

Los 4 Ros - Sus Éxitos

Clic en la imagen para agrandar

Clic en la imagen para agrandar

Los 4 Ros (1966-1979)

Conjunto Valenciano que al igual modo que Els 5 Xics, se formará en el conservatorio de Valencia. El conjunto estaba integrado por Francisco (cantante y órgano), Manuel (bajo), José (guitarra) y Alfonso (batería). Como dato cabe destacar que fueron grandes instrumentistas dominaban nada más y nada menos, que 15 instrumentos.

Comenzaron su carrera como Los 4 ros, actuando en 1966 en el VIII Festival de Benidorm con la canción "Amor amargo", que saldría editada en Ep para la casa Belter. En la citada discográfica publicarían media docena de EPS y casi una docena de singles, durante la segunda mitad de los 60. Sus discos datan de 1966 y se prolongan hasta 1979, con un total de 18.

Finalizando la década decidirán acortar su nombre por el de Los Ros, un nombre más acorde a los gustos juveniles imperantes y actualizando su sonido, editando interesantes temas como "Cuéntame cosas tuyas" (Un tema Soul pop maravilloso), o "El parque"

Fuente: vinilosa45rpm




Image Hosted by ImageShack.us

martes, 8 de octubre de 2013

Los Pekes - Sus Éxitos (1964-1968)

Clic en la imagen para agrandar

Clic en la imagen para agrandar

Los Pekes (1964-1968)

Érase una vez tres amigos: Pepe y dos hermanos llamados Jesús y Pedro a los que les gustaba la música desde muy niños. Con trece años entran en la rondalla San José Bermans, dependiente del ICAI. Allí practican, aprenden, actúan en importantes eventos sociales y conocen a Benito. Cuando cumplen los quince, en 1961, deciden formar un conjunto que en principio queda formado por: Benito Gil (bajo), José Pedro López Savorit -Pepe- (guitarra de punteo), Jesús Provencio (guitarra rítmica) y su hermano mellizo Pedro Provencio (batería). En esa época hay otro chico con ellos, José Ignacio Mateo que pronto dejará la formación. Tocan en fiestas escolares y parroquiales y por su edad y estatura deciden ponerse Los Pekes. Ganan varios concurso radiofónicos: "Ruede la Bola", "Escala de la Fama" y “Lo Mejor de Cada Casa”, que presentaba un alevín de locutor llamado José Luis Uribarri.

En 1963 conocen a una chica gallega, de Orense, con una magnífica voz, que anda por Madrid intentando abrirse paso como cantante y la convencen para que se una a ellos. María Esther Alvárez. Era muy raro hallar conjuntos modernos con una chica como vocalista. Tan solo Los Brujos y su secuela Los 4 Brujos tenían una chica, pero no era la voz solista. Los Pekes abrieron en este sentido camino a otro grupo con chica que triunfaría algunos años después: Pic-Nic.

En 1963 viajan a Gijón para participar en el Festival de la Costa Verde. El público les vota mayoritariamente, pero el jurado les concede el segundo premio, lo que supone a la vez una decepción y un espaldarazo para su pretensión de grabar un disco... Columbia les ofrece contrato. Ellos hacen los deberes: se sacan el carnet profesional previo examen, ensayan a diario; sin embargo, Columbia se olvida de sus promesas y finalmente va a ser Zafiro quien los fiche.

En 1964 sale su primer EP: “Loddy Lo / Al Claro de Luna / Lo Sé / Hay Tantas Chicas en el Mundo” (Zafiro, 1964). En esos momentos Zafiro era un nido de chicas ye yé: Betina, Adriángela, Silvana Velasco… El sello se fija en ellos para hacer un conjunto ye yé y les hace una campaña de publicidad importante en radio y revistas como Discóbolo y Fonorama. Antes de finalizar ese año publican el single: “De mi Mejor Amigo / Tú Serás mi Baby” (Zafiro, 1964). A rebufo de la versión de Les Surfs que alcanzaría el nº 1 según Fonorama, la versión de Los Pekes de “Tú serás mi baby”, que también sería editada en formato EP, llegaría al top 20 y se convertiría en el primer éxito relativo del grupo.

Benito abandona el conjunto, pero no del todo, pues será desde entonces su manager, arreglista y, en cierto modo, productor. Su puesto como bajista lo ocupa José Francisco Cervera -Francis-. Por esos meses obtienen un gran triunfo actuando fuera de concurso en el Festival de la Canción en Aranda de Duero. La revista Fonorama escribe como antetítulo de un reportaje: “El alcalde de Aranda de Duero, y a raíz del último festival Hispano-Portugués celebrado, dijo de ellos: Aranda sin Los Pekes ya no será Aranda.

Su gran año va a ser 1965. Editarán numerosos discos y competirán en el duro mercado discográfico con los mejores conjuntos de la época, participando en varios programas televisivos, entre ellos "Escala en Hi-Fi". Zafiro los pasa a su subsello Novola junto a otros conjuntos madrileños de primera fila como Micky y Los Tonys o Los Relámpagos. Grabarán también en single y EP una curiosa versión de “Muñeca de cera”, con la que France Gall había ganado Eurovisión para Luxemburgo. En ese mismo disco se revelarán como autores con la canción:"Triste sin ti".

Pero ese año van a tropezar con otro éxito. La vieja Europa andaba colonizada por bailes norteamericanos, pero contraatacaba con otros propios, como la yenka en España o la bostella en Francia, que pronto los alemanes hicieron suya y pieza imprescindible en las fiestas de la cerveza. Los Pekes lanzan este último ritmo en nuestro país en un EP: “Bailando la Bostella / La Bostella de Tierce / ¿Quieres Bailar la Bostella / Ding Dong Bostella” (Novola, 1965), apoyado por un despliegue publicitario que incluía un programa televisivo donde se enseyaba a bailarlo. Todo se va al traste, ya que la censura lo considera inmoral e impide su lanzamiento.

A finales de aquel 1965 van a sacar un excelente EP de versiones de temas ingleses que no va a ser tan conocido como los anteriores, pero que es de lejos lo mejor que dejaron grabado: “Do Wah Diddy Diddy / Hago Mal en Quererte / Por Ti No Puedo Dormir / La Quiero” (Zafiro, 1965).

Tras su gran año, la carrera de Los Pekes va a iniciar un lento declive discográfico, aunque en los veranos van a hacer numerosas galas por toda la zona centro. Para 1967 se van a convertir en sexteto con la entrada de Fernando Muñoz (órgano), que venía de Los Polaris. Ese mismo año van a finalizar contrato con Zafiro-Novola con la edición del sencillo: “¡Qué Misterio! / Baby Pop” (Novola, 1967).

Pasarán al sello EMI Regal, pero por imposición de la anterior discográfica, dueña de los derechos del nombre, deben variar éste. Así, aparecerá un EP firmado como Los Peckes con 'c'. “Todo Para Qué... / Vivir Para Vivir / Cuando Me Enamoro / Gracias Amor” (Regal, 1968) será su último disco. Las milis de los chicos, la boda de Esther y la falta de evolución en los planteamientos musicales del grupo, propiciarán su desaparición, tras una gira realizada junto a Los Bravos y Karina denominada "Carrusel Ye yé 68".

Paradigmas de alegría y simpatía, músicos cumplidores y la buena voz solista de su particular chica ye yé hacen de Los Pekes uno de esos interesantes grupos que merecerían una revisión, ya que sus canciones jamás se han reeditado. Y a este respecto, hay que agradecer a Miquel (Don Vinilo) que a través de su blog nos haya hecho llegar alguna de las canciones de este olvidado conjunto madrileño.

Fuente: Julián Molero - laFonoteca.net




Image Hosted by ImageShack.us

jueves, 29 de agosto de 2013

Albatros - Albatros - LP Movieplay (1979)

Clic en la imagen para agrandar

Clic en la imagen para agrandar

Albatros

Armonías vocales para una propuesta pop rock que llega cuando la década de los 70 tocaba a su fin. Eso fue Albatros, un suspiro con aromas a Crosby, Stills, Nash & Young, a campos de naranjos y a The Eagles.

La génesis del grupo hay que buscarla en el Instituto El Cid, de Valencia, donde en 1977 Vicente Chust -guitarra y voces- y José Manuel Moles -guitarra y voces- están a punto de finalizar el bachillerato. Pronto conocerán a Carlos Solís -bajo-. Ese año comienzan a ensayar los tres en Torrent, donde vive Vicente. Lo de encontrar batería fue más complicado y por aquel improvisado local desfilan varios baqueteros hasta quedarse con Pablo Morlán, aunque también tocó asiduamente con ellos José Payá.

Preparan una maqueta casera y gracias al concurso de algunos amigos consiguen hacerla llegar hasta las manos del productor más importante del momento, Gonzalo García Pelayo, que, aunque enfrascado en sus producciones de rock andaluz, aprecia la calidad del grupo. Gonzalo los mete de cabeza en el estudio de grabación para lo que será su único LP homónimo, "Albatros" (Movieplay, 1979). El disco va a tener una producción muy cuidada, participando en él músicos de la talla del saxofonista Pedro Iturralde. Fue grabado en los estudios Sonoland, de Madrid, con dos reconocidos técnicos de sonido a los mandos: Pepe Fernández y Ángel Gil. También la edición va a ser más lujosa de lo habitual, con funda interior coloreada, una portada de cuidada estética y fotografías muy bien escogidas. A pesar de todo eso, el disco sin poder ser considerado un gran fracaso, vendió mucho menos de lo esperado, si bien el single “De vuelta a casa” se asomó en algún momento a los puestos bajos de algunas listas de éxitos.

La Movida Madrileña explota en 1980 y pilla un tanto desprevenidos a Albatros y, en general, a toda la escudería de Gonzalo García Pelayo, cuyas propuestas musicales iban por caminos bien distintos. El grupo, en vista de la tibia acogida de su disco, decide desaparecer por un tiempo y dar por finalizada su carrera antes de finalizar 1980. Ya en ese momento por la cabeza de algunos de sus componentes bullía la idea de cambiar de estilo. Eso se produciría en 1982 al formar el grupo Vídeo, con el que por fin conseguirían la fama de los escaparates y las ondas de radio.




EL DISCO

Disco pleno de voces bien conjuntadas y guitarras limpias formado por una decena de canciones sin fisuras ni mediocridades, pero también sin un corte que destaque poderosamente sobre el resto.

El LP comienza con la canción que, a la postre, sería la más conocida del grupo y seguramente la que mejor cabe en los parámetros comerciales al uso. “De vuelta a casa” nos recuerda enormemente en sus voces a alguno de los temas de The Eagles, con un ritmo alegre, un acabado pulido y una batería con un sonido muy bien conseguido que conduce este viaje de regreso al hogar. Fue el tema elegido para encabezar el single estrella del grupo y, por tanto, la que más -casi diría que la única- que se escuchó en las FM de la época.

“Algo que descubrir” es una balada tierna, baja en almíbar innecesario. Una gran canción que merece la pena escuchar despacio, tal vez con la luz apagada, para paladear esas voces inscritas en un simplón pero efectivo ritmo muy bien conducido por el bajo. “No me quedaré” extiende las voces del grupo en varias grabaciones superpuestas. Un tema rítmico que contiene dos intervenciones del saxo muy breve e intensas ejecutadas por el maestro Pedro Iturralde.

Guitarras acústicas y armonías típicas del folk en “Despertar”. Sombras como nuestros Solera y Tílburi o los forasteros de Crosby y compañía planean sobre este buen tema sin batería en el que los arpegios de las guitarras dibujan el acompañamiento.

Aunque comprendo que es una opinión de lo más particular, “Algo nuevo”, que abre la cara B es el tema que más me gusta. Sus arreglos de viento en contraste con los punteos de guitarra y la voz que aquí se deja de florituras y saca un aire gritón me parecen conformar la pista más original del álbum. También el más cercano a una propuesta de genuino rock. En la misma línea endurecida encontramos los casi siete minutos de “Cada día”, un tanto estropeados al haber sido divididos en dos partes, pero en los que se hace patente que Albatros además de saber hacer voces, poseían unas guitarras notables.

El resto me parece escasamente destacable y, en algunos momentos, un tanto repetitivo y rozando la ñoñería. Las buenas voces se hacen en algún momento pesadas, al usar casi siempre los mismos intervalos armónicos. A destacar únicamente el saxo y el jugueton ritmo funky de “Sin mirar”.

Una obra de nivel aceptable, aunque ya en su momento un tanto anticuada, que tuvo, además, la desgracia de ser publicado en un momento de revolución musical en la que otros estilos eran más apreciados por los consumidores de música. Albatros demuestran ser una promesa de la música; sin embargo, deberían cambiar bastante y volver el oído a los nuevos vientos para unos años después reconvertirse en Video y vender un buen montón de discos.

Fuente: Julián Molero - laFonoteca.net



lunes, 15 de julio de 2013

Lone Star (1963-2010)


Lone Star

Un muchacho, prácticamente un niño prodigio del piano clásico, es becado a finales de los 50 para ampliar estudios en Londres. Ese muchacho es Pedro Gené y tanto va a ampliar sus estudios que llegará hasta el incipiente rock and roll y los primeros pasos del rock instrumental. Cuando regresa a Barcelona en 1960, Pedro trae una guitarra eléctrica y un propósito en la cabeza: formar un grupo de rock y blues. El proyecto aún tardará en cristalizar y, además de Pedro (voz y guitarra) estarán en él, Enric Fuster (piano), Rafael de la Vega (bajo) y Enrique López (batería). Ensayan en la calle Conde de Asalto, cerca del Liceo y actúan con regularidad en locales como, el Kit Kat, La Cabaña y en el Texas. Allí, conocen a uno de los holandeses errantes que en esos momentos están desembarcando en la Ciudad Condal, el guitarrista Willy Nab, que va a completar el quinteto.

No será hasta 1963, cuando ya gozan de un cierto prestigio local, que serán fichados por EMI para una de sus divisiones españolas: La Voz de su Amo, grabando su primer EP con un número de Elvis, “Todo es parte de ti” como principal reclamo, pero con una inusitada, por aquellas fechas, muestra de rock blues titulada “My babe”. Tras ese disco, Enric Fuster dejará el grupo, que se convertirá, ya definitivamente, en cuarteto. El contrato con La Voz de su Amo incluye una clausula en la que la discográfica se reserva el derecho de elegir la mayor parte del repertorio y durante 1964 se suceden discos de poca entidad y variopinto contenido, alguno de ellos francamente mediocre. Ese año, también va a dejar el grupo Willy para regresar a su país y su puesto como guitarra solista va a ser cubierto por Joan Miró, que con el tiempo se convertirá, junto a Pedro, en el emblema de Lone Star.



A finales de 1964 van a grabar el cover español de “The house of the rising sun”, alcanzando por fin un éxito mayúsculo y vendiendo casi tantos discos como los propios The Animals. Son nº1 en Venezuela. A partir de ahí, casi se especializan en temas de este grupo y otras formaciones británicas de rhythm 'n' blues. Excelentes versiones de “Comprensión” o “Aquí en mi nube” van cimentando la fama nacional de un grupo que con su muñeco indio en primer plano se patea todo el territorio nacional.

En 1966 van a registrar su primer LP en el que tras bastantes tiras y aflojas, consiguen colocar seis canciones propias entre las que brilla “La leyenda” con la que inician su coqueteo con las músicas de procedencias eslava y oriental. En esos años de ensayos diarios y galas en los más diversos escenarios, Lone Star se ha convertido en una auténtica máquina de hacer rock. En esa época la mili de Joan hace que Alex Sánchez ocupe de forma interina la plaza de guitarrista, participando en la grabación de ese LP “Lone Star” (La Voz de su Amo, 1966). Este long play va a acabar de convencer a los responsables del sello de la necesidad de grabar canciones propias y dejarse ya de versiones. Al regreso de Joan, Lone Star comienza a dar conciertos de jazz para públicos minoritarios que asisten sorprendidos a la nueva propuesta del grupo, que, sigue también actuando como banda de rock de primera línea.

En 1968 ofrecen dos conciertos históricos, en el mítico San Carlos Club, de Barcelona, y en el Teatro Beatriz, de Madrid. El show se divide en dos partes. En la primera tocan rock and roll y rhythm' n' blues. En la segunda, Lone Star se transmuta en un grupo de cool jazz con una propuesta que recuerda en algún aspecto al Modern Jazz Quartet, con Pedro sentado al piano y Joan en el vibráfono. El espectáculo es incluido en el microprograma Festivales de España en el verano de ese año. Eso permitirá a Lone Star conseguir unos buenos beneficios y pasear sus músicas por los principales escenarios nacionales. Para contentar a todos, grabarán dos LP, uno dedicado al rock and roll más clásico y otro, al jazz.

De vuelta de tanto ajetreo, aún tendrán tiempo para hacer el mayor hit de toda su historia: “Mi calle”, una extraordinaria canción que marcará su destino y alcanzará un importante número de ventas. Al año siguiente revalidarán su éxito con “La trilogía” premiada por la SGAE como mejor canción española del año. Antes, Enrique López, su batería de siempre, dejará el grupo, entrando Luis Masdeu. Ya con él sentado tras los tambores realizan una larga gira centroeuropea, actuando en Suiza, Alemania, Austria y Francia. De ella regresarán con un album en vivo y cantado enteramente en inglés, que se publicará bajo el título “Spring 70” (EMI Odeón, 1970).


Mientras la mayor parte de sus contemporáneos se retiran de toda actividad musical, Lone Star sigue en la brecha y logra en 1970 su segundo gran hit con “Lyla”. Su calidad y su poder de adaptación les llevan a entroncar perfectamente con el hard rock y la música progresiva imperantes en ese momento. En 1972 grabarán un nuevo disco grande en todos los aspectos: “Es Largo el Camino” (Unic, 1972) y al año siguiente se despacharán con un nuevo disco en directo. Precisamente éste “¡Adelante! Rock en Vivo” (Unic, 1973) será el LP más vendido de su carrera. En el capítulo singles se apuntarán un nuevo triunfo con “My sweet Marlene”. Los viejos rockeros no mueren, pero se cansan y Rafael de la Vega va a dejar el grupo, siendo sustituido por Sebastián Sospedra, bajista que había formado parte de otro excelso grupo catalán: Los Salvajes.

Poco después, otro hombre llamado a ser histórico del rock catalán, Josep María Vilaseca -Tapi- se hace cargo de la batería. Con esta formación remozada, Lone Star ofrece el concierto más importante de su carrera, en 1974, siendo una de las primeras bandas de rock en actuar en el Palau de la Música de Barcelona, templo inviolable de la mejor música clásica.

Tras el fiasco de DIRESA, cuyo director les deja plantados sin pagarles los royalties y las ganancias del grupo, Lone Star está en un tris de desaparecer y en poco tiempo Pedro Gené queda prácticamente solo, al abandonar el grupo, primero Joan Miró y meses después Tapi y Sebastián. Pedro recurre a viejos conocidos, entrando de nuevo Alex Sánchez a la guitarra y Luis Masdeu como batería, cayendo el bajo en manos de Ricardo Acedo. La Estrella Solitaria renace y firma con el sello Phonic, con el que editarán dos nuevos long plays.

En 1978 vuelven a la actividad en plan revival los principales grupos barceloneses de los 60. Se reúnen de nuevo Los Sirex, Los Salvajes, Los Mustang, Los Gatos Negros, Los Cheyenes. Todos menos uno, Lone Star que no regresa, porque jamás se ha ido. Esa es la auténtica grandeza de una banda incombustible, fieles a su estilo y a su destino.


Todavía en 1982 realizarán un concierto memorable ante 120.000 personas en la recta de Montjuic, mano a mano con Eric Burdon, vidas paralelas que se unen en su ocaso musical. En aquella efemérides Lone Star son Pedro, Alex, Sebastián y el nuevo batería Jerónimo Martínez. En esa ocasión sonaron las canciones de su último LP “Viejo Lobo” (Auvi, 1982). Aún continuarán con distintos componentes algún tiempo más hasta disolverse. Incluso, realizarán un serio intento de regreso a mediados de los 90. Es igual, la leyenda Lone Star ya estaba escrita. Otros componentes no reseñados pasaron fugazmente por el grupo y veinte años largos dan para bastante más que un par de folios; sin embargo, quédense con la música de una de las mejores y más honestas bandas de la historia del rock español y, si desean adquirir alguno de sus discos, editados hasta la saciedad en distintos formatos y recopilaciones, háganlo sin mirar, pues cualquiera de ellos es de una calidad generalmente muy superior a la de sus contemporáneos de cualquier época. En 1996 se les rindió un multitudinario homenaje en su ciudad natal en el que participaron, entre otros, Loquillo, Manolo García, Teddy Bautista y Rosendo.

Es imposible hacer justicia en este breve espacio a una banda de esta envergadura y trayectoria. Sólo un detalle final: desde mediados de los 70, se les conoce simplemente como La Leyenda.

Fuente: Julián Molero - laFonoteca.net


Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 28 de junio de 2013

Los Angeles Negros [EP EMI] (1965)

http://i.imgur.com/CE8P1AO.jpg
Clic en la imagen para agrandar

http://i.imgur.com/UkuA6LH.jpg
Clic en la imagen para agrandar



INFO:

Los Ángeles Negros, Conjunto musical formado en Godella en 1961 por: Antonio José Benito Mateos “Tony” (Godella 18-03-1946), como guitarra solista y voz; Diego Correas, al bajo eléctrico; José Antonio Fernando Navarro (Godella 23-03-1944), al piano Manolo Romero, al saxo; Jorge Figuerola, en la guitarra rítmica, y Paco Osca, en la batería.

Fue uno de los grupos mas importantes que surgieron en Valencia en los sesenta, destacando del resto, por su pasión por el beat y el garaje británicos.

Con esta formación, el grupo actúa por primera vez en el Cine Capitolio de Godella en el año 1963.

Meses después, tras hacer varias actuaciones, principalmente en los famosos matinales de la época, y cuando Tony Benito decidió dedicarse a la música profesionalmente, abandonaron el grupo Paco Osca y Jorge Figuerola.
Entonces entra a formar parte del grupo el baterista Victor Fernando Peirusa, pasando a ser un quinteto.

Con esta segunda formación, el grupo se presentó al concurso de grupos jóvenes celebrado en la Bolera Erajoma de Valencia, quedando clasificados en primer lugar.

Posteriormente fueron contratados en las fallas del año 1964 para actuar en el parador So Nelo, uno de los típicos entoldados en que los valencianos se divierten durante sus fiestas falleras.

El 18 de marzo de ese año, el parador, instalado en la calle San Vicente, sufre un incendio sobre las dos de la tarde, LOS ANGELES NEGROS perdieron todos sus instrumentos (recién comprados) y a raíz de esto José Antonio deja la formación para incorporarse al recién nacido grupo de LOS PROTONES.

También abandona la formación Manolo Romero, entrando Manolo Pelegrí quedando entonces convertidos en cuarteto con la siguiente formación: Tony Benito, como guitarra solista y voz; Victor Peirusa, en la batería  Diego Correas, en la guitarra baja; y Manolo Pelegrí, en la guitarra rítmica.

Con esta formación se convierten a finales de este año en el grupo de acompañamiento del Dúo Dinámico, acompañándoles además de en actuaciones en directo, en la grabación de las canciones “Fuego en mi corazón” y “Buongiorno amore” pertenecientes a un disco, que además contenía  “Yo recordaré”, y “Cuando Llegue el amor.

También acompañaron a Manolo y Ramón en la película “Una chica para dos”, en la que el Dúo Dinámico compartía protagonismo con la actriz de origen iraní Iran Eory.

En Madrid en 1965, entró a formar parte del grupo Joaquín González Llópis “Chimo” (Madrid 1945 / 01-05-1999), posteriormente guitarrista de Los Canarios.

Con esta nueva formación graban en este año su único disco en solitario para el sello REGAL, que contenía dos canciones del propio Tony Benito y otras dos de la factoría Arcusa-De la Calva (El Dúo Dinámico) : “Chicas”, “Tengo un amor”, Por qué me dejaste”, y “Me equivoqué”.

Tras la grabación de este disco. El grupo continuaba teniendo cambios en sus filas, bien por el servicio militar de algunos de sus componentes o la migración a otras formaciones.

Joaquín González se quedó en Madrid y el grupo se recompone, entrando entre otros José Escrivá “Pepe” (Valencia 28-04-1944), procedente de LOS TOP-SON y Alfredo Manuel Pareja (Alicante 01-06-1948) guitarra solista, quien anteriormente estuvo en Los Dalton’s y en LOS TOP-SON, para pasar luego por ADAM GRUP.

Con esta formación se dedicaron a actuar por toda la Comunidad Valenciana. Falleciendo en esa época el baterista Victor Peirusa en accidente de trafico junto a su hermano Jesús. Su puesto es ocupado por Francisco Pinazo “Quino”.

Posteriormente entraría a formar parte del grupo, en sustitución de Diego, un jovencísimo guitarra baja que procedía de LOS TELSTAR, Jesús García Usó “Hugo” (Tabernes Blanques 03-04-1948 / 07-06-2013).

Al Poco tiempo Hugo abandona la formación al ser llamado para sustituir a Vicente Buj “Sento” en el mítico grupo LOS ROCKEROS.

Tony Bento reanudaría nuevamente al grupo contando con nuevos elementos, como fueron: Luis Miguel Benet Tapia “Micky” (Valencia 29-05-1948), como teclista; Jorge Esteba, como guitarra baja; Agustín Illueca “El Patata” (Valencia 24-04-1947), como guitarra solista; y Francisco Pinazo “Quino”, en batería.

Mas tarde también pasaría por LOS ÁNGELES NEGROS, Juan Camacho Coll “Juanín” (Valencia 16-02-1947 / 21-10-1982), como cantante, quien procedía de LOS DIAPASONS.

A la marcha de Juan Camacho entraría Luis Marín Lara “Yaco Lara” (Jabalquinto, Jaén 06-03-1947). Tras un par de meses de ensayos preparando un repertorio esencialmente en inglés, su primera actuación sería un domingo por la tarde en el Cine Avenida de Torrente junto a LOS MIKELS, pero Larrauri (sindicato vertical) les suspendió la actuación por falta de permisos y en el mismo cine se separaron.

En 2003 Tony Benito se une a la formación de los nuevos TOP-SON, que reaparecen de la mano de Pepe Escrivá, junto a su antiguo compañero, Alberto Gomez y Carlos Guzmán, grabando un CD bajo el titulo de “Los Top-Son 2003” en el que junto a temas como el “Johnny B. Good” y “Be bop a lila” interpretan su conocidísima “Jersey azul” sin olvidar su Medley dedicado a sus éxitos: “Pitagoras”, “Twist a Mª Amparo”, “Baila el rock conmigo”, “Pretty Woman”, y “Despeinada”.

En 2007 Tony Benito (guitarra y voz), vuelve a formar LOS ÁNGELES NEGROS, acompañado en este resurgir por: Alberto Gomez, en la batería, quien perteneció a LOS TOP-SON, ADAM GRUP y Canarios; Julio Olmos, en la guitarra solista, quien estuvo en LOS YACKS; y Juan José Andaní “Juanjo”, a la guitarra baja, quien pasó por LOS RIDER’S y CONTROL.

Fuente: Vicente Font Ribera (De su libro Historia del Pop-Rock Valenciano)


Los Angeles Negros [EP REGAL] (1965)




jueves, 4 de abril de 2013

Helmut Zacharias - Amor Y Violines - LP Polydor (1967)

Clic en la imagen para agrandar

Clic en la imagen para agrandar


INFO:

Helmut Zacharias (27 en 1920 a 28 feb 2002) era un alemán violinista y compositor. En el momento de su muerte, había creado más de 400 obras y vendió 14 millones de discos. También ha aparecido en varias películas, por lo general juega músicos.

Primeros años

Nacido en Berlín , padre de Zacarías Karl era un violinista y director de orquesta, su madre era cantante. Él comenzó a recibir lecciones de su padre a la edad de 2 años y medio ya los 6 que jugó en el club Fauno, un lugar de cabaret en la Friedrichstrasse en Berlín. A la edad de 8, Zacarías se convirtió en el más joven de los estudiantes en clase magistral Gustav Havemann en la Academia de Música de Berlín. de 11 años, jugó en la radio por primera vez, con un rendimiento de Mozart Violín N º 3 en Sol mayor Concierto y comenzó a viajar en 1934 a la edad de 14 años. En este momento, en la década de 1930, los registros de Django Reinhardt 's y Stéphane Grappelli 's all-string band jazz estaban disponibles en Alemania y fuertemente influenciado estilo musical de Zacarías.

Carrera musical

En 1940, Zacharias fue descubierto por Lindström-Electrola (entonces nombre de la rama alemana de EMI ) y en 1941 tuvo su primer éxito comercial Schönes Wetter Heute. En la década de 1950, fue considerada como una de las mejores de jazz violinistas de Europa y fue apodado "El Violinista Magic" y "Violín de Alemania Sr.". En 1956 logró su mayor éxito en los Estados Unidos con el lanzamiento de "Cuando las lilas blancas Bloom Again" que, el 22 de septiembre, alcanzó el número 12 en el Billboard Hot 100. El 21 de noviembre 1964 se alcanzó el número 9 en la lista de singles del Reino Unido con Tokio Melody, después de su uso como tema musical de la BBC cobertura's de los Juegos Olímpicos de Verano de 1964. Zacarías se mudó a Suiza a finales de 1950 y continuó jugando con muchos otros artistas famosos, como Yehudi Menuhin . De 1968 a 1973 apareció en su propio programa de televisión. En 1985, fue galardonado con la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania.

Muerte

Zacarías se había detectado que padecía la enfermedad de Alzheimer en el año 1995 y se retiró de la vida pública en 1997 antes de que el hecho fue reconocido públicamente el Día Mundial del Alzheimer en 2000. Él murió en 2002 en Brissago , Suiza y está enterrado en el Cementerio Ohlsdorf en Hamburgo.

Vida personal

Zacarías estaba casado con Hella (née Konradat) desde 1943 hasta su muerte. Juntos tuvieron dos hijos, Stephan y Thomas, y una hija, Sylvia. Stephan, nacido en 1956, es un compositor cuyos créditos incluyen la banda sonora de la película de la Academia nominado al Premio de caída.

Fuente: Wikipedia en ingles




Image Hosted by ImageShack.us

jueves, 14 de febrero de 2013

Francisco - Latino [LP Polydor] (1981)

http://i.imgur.com/B0iwfq0.jpg
Clic en la imagen para agrandar

http://i.imgur.com/JZxx8vc.jpg
Clic en la imagen para agrandar


Francisco [Clic]

Francisco González Sarriá, cantante español de los años 80 sobretodo aunque sigue todavía en activo.

Natural de Alcoy nacido en 1959. A sus dieciocho años participa, por primera vez, en un festival de cantantes noveles consiguiendo la primera posición. Más adelante, Francisco siguió participando y ganando otros certámenes y festivales de la música abriéndose camino en el panorama musical.

Camilo Sesto fue quien impulsó el inicio de su carrera y le produjo su primer disco. Pero al cantante no le llega la fama hasta 1981 cuando participa con la canción “Latino” en el Festival de la OTI y al año siguiente publica su segundo disco titulado "Cariño mío".

Publica otros dos álbumes en su línea, "A vueltas con el amor" (1984) y "Por puro amor" (1985) y hace una gira junto con el maestro compositor Augusto Algueró.

En la segunda mitad de esta década sufre un bache en su vida personal y sentimental. Se trasladó a Estados Unidos y grabó un álbum con canciones del compositor Manuel Alejandro. Después se va a vivir a Barcelona donde decide mejorar su voz recibiendo clases de lírica.

En 1992 vuelve a representar a España en el Festival de la OTI con el tema “A donde voy sin ti” y de nuevo consigue arrasar.




lunes, 11 de febrero de 2013

The Brisks (1963-1968)

Clic en la imagen para agrandar

Clic en la imagen para agrandar


The Brisks [Clic]

Grupo ceutí, uno de los pioneros del rock en España

Al introducirnos en los orígenes del rock en España es normal encontrar grupos que, por multitud de circunstancias y méritos, tienen sus nombres escritos en mayúsculas, y otros que se nombran más de pasada. Tal vez The Brisks pertenezcan a estos últimos, pero aun hoy día recordamos algunas de sus canciones, y es un hecho que por sus filas pasaron figuras importantes de la música que se produjo en años posteriores.

A los pies de la hercúlea columna africana, dos chicos del popular barrio de Villa Jovita y otros del centro de la ciudad formaron este combo estudiantil en los primeros 60, dándose al directo en las fiestas municipales. Podría imaginarse como muy difícil el salto del grupo al resto del territorio nacional debido a su posición geográfica, pero lo cierto es que entonces era menos costoso que ahora, y además contaba con la suerte de que, en aquellos tiempos, Marruecos era un lugar lleno de oportunidades y sitios donde tocar, y la cercana Costa del Sol ya despuntaba como lugar de ocio y no había discoteca sin música en vivo.

Así, The Brisks consiguieron saltar el charco y, tras actuar en diversos puntos de la península, consiguen grabar para la pionera Belter, casa en la que, entre 1963 y 1968, editaron once EP y tres sencillos. En ellos, el grupo hace versiones de populares éxitos extranjeros adaptándolos al castellano, especialmente de The Beatles, junto a otros temas propios, y estilísticamente se mueven entre las diversas tendencias de moda del momento: surf, twist, rock ‘n’ roll, etc.

El grupo se dedica a girar por el país y hacen algunos conciertos también en Portugal, Marruecos e incluso Alemania. Técnicamente eran correctos, nada innovadores o creativos, pero por ello mismo se ajustaban a otra de las tareas que a menudo desempeñaron, como fue la de banda de acompañamiento. Como tal desempeñaron su labor junto a Rocío Dúrcal, Conchita Velasco o Ennio Sangiusto, entre otros.

Su estilo sencillo y candoroso, patente en canciones como “Pepe será papá” o “María Cristina”, les asegura el éxito en los guateques del momento, junto a la cocacola y los gusanitos. Su sello les coloca en un lugar preferente. A medida que avanzaba la década y se imponían nuevas modas, el grupo intentó adaptarse a estas tendencias y llegó a grabar una versión de Jimi Hendrix, “Stone free”. Pero entre la mili y la escasa repercusión, el grupo desaparece en los 70.

Pasados los años el grupo resucitó dando conciertos de nostalgia en la zona de la Costa del Sol, para desaparecer definitivamente en 2004 tras la muerte de Julio Rey, miembro fundador del grupo y uno de los partícipes del retorno junto a José García. El concierto que ofrecieron en su memoria fue la última actuación de la banda.

Seguramente, el mayor interés que podamos encontrar en The Brisks es que por sus filas pasaron algunos destacados personajes de los primeros años del rock español, o involucrados en significativos proyectos, pues el baile de miembros fue habitual. Es el caso de Julián Granados, anteriormente en Los Ángeles Azules -germen de Los Ángeles-, después en Los Buenos y finalmente solista; Pedro Ruy-Blas estuvo en Los Grimm, militó en Canarios sustituyendo temporalmente a Teddy Bautista y más tarde formó el grupo Dolores; Teddy Raster (escrito también Ruster y Rooster) estuvo un tiempo en Máquina! y prosiguió brevemente en solitario. En general, la mayoría de sus componentes dejaron el mundo de la música guardando su paso por The Brisks como un hermoso recuerdo de juventud.

Fuente - Andrés Arevalo - LaFonoteca.net


viernes, 18 de enero de 2013

Bruno Lomas - Adiós Verano, Adiós Amor [Single Discophon] (1970)

http://i.imgur.com/RcACkql.jpg
Clic en la imagen para agrandar

http://i.imgur.com/atzhfQG.jpg
Clic en la imagen para agrandar


Bruno Lomas [Clic]

Regreso del cantante al festival de Benidorm con este "Adiós verano, adiós amor" que llegó a finalista y posteriormente fue una de las canciones más escuchadas de aquel verano.






Bruno Lomas - No Creas - II Festival Canción de Barcelona [Single Discophon] (1969)

http://i.imgur.com/hMrwGCv.jpg
Clic en la imagen para agrandar

http://i.imgur.com/IqBaCBg.jpg
Clic en la imagen para agrandar


Bruno Lomas [Clic]

Un buen single de Bruno, con una cara A festivalero y una cara B para poner en un marco, aunque hay que reconocer que las interpretaciones de Bruno Lomas son en ambos casos impecables.

"No creas" es un tema ampuloso y festivalero que resalta las facultades vocales del cantante, a pesar de su topicidad manifiesta en melodía y acompañamiento. En cambio, en la cara B nos encontramos con una joya: "Otra vez en la calle", plena de dicción chulesca en la letra, con un ritmo de rock muy bien llevado y con una guitarra con detalles de wah wah, que preside todo el desarrollo instrumental y marca los cortes en el tema. De lo mejor y menos conocido del genial Bruno Lomas.

Fuente: Julián Molero - lafonoteca.net






Bruno Lomas - Chico, Chica, Boom [Single Discophon] (1969)

http://i.imgur.com/5K6RnLj.jpg
Clic en la imagen para agrandar

http://i.imgur.com/kqjaGB8.jpg
Clic en la imagen para agrandar


Bruno Lomas [Clic]

Dos canciones de la película "Chico Chica Boom" (1969), dirigida por Juan Bosch, protagonizada por Bruno Lomas y Claudia Gravy, en la que el cantante interpreta el papel de un taxista cantarín y faldero.

La canción que da titulo a la película es un alegre y rítmico tema pensado para acompañar imágenes. Nuestro momento es una buena canción a ritmo de samba con toques jazzísticos en el piano y un ritmo tan resultón como es de esperar de la música comercial brasileira.

Fuente: Julián Molero - lafonoteca.net






Bruno Lomas - El Día / Zapatos Azules de Gamuza [EP Discophon] (1968)

http://i.imgur.com/2Ui1zzs.jpg
Clic en la imagen para agrandar

http://i.imgur.com/BkZEoxa.jpg
Clic en la imagen para agrandar


Bruno Lomas [Clic]

Así de risueño posa Bruno delante del Partenón, y es que "El día" fue la canción con la que concurrió al I Festival de Atenas. Un tema, perfectamente interpretado, con aire soul en la voz. Es decir, una pieza a medida para eventos festivaleros.

Para completar el disco, recurrió al rock and roll preferido del valenciano y que grabó numerosas veces, tanto en solitario como con Los Milos. Se trata del siempre eficaz "Blue suede shoes".






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...